Nube Negra. Una apuesta por el ensayo

Por Daniel Gigena

13177820_586433831530250_6450413640109202193_n

Nube Negra

Desde Rosario llegan novedades en materia de ensayos literarios, un género que, si se lo compara con la narrativa y la poesía, ha perdido el relieve de otros años en el ámbito local. La editorial Beatriz Viterbo, de manera consecuente a lo largo de veinticinco años, construye un catálogo irrecusable. Desde 2014 otro sello radicado en esa ciudad al borde del Paraná vuelve más fértil un campo de la escritura y de la imaginación sobre las escrituras. Nube Negra se presentó en sociedad con un título de Juan B. Ritvo, La retórica conjetural. Casi en simultáneo, en 2016 se publicaron dos conjuntos de ensayos: La enumeración, de Nora Avaro, con textos sobre autores como Jorge Luis Borges, Pablo Pérez y Marosa Di Giorgio; y de Jorge Monteleone, El fantasma de un nombre. Poesía, imaginario, vida, con sus valiosos aportes críticos de poesía contemporánea. Nube Negra también difunde ensayos psicoanalíticos, como los del propio Ritvo y otros de Carlos Kuri, Sara Vassallo y Luciano Lutereau.

nube-negra-2

La literatura interroga la cultura

Ritvo, creador junto con Natalio Rangone y Germán Armando de la editorial, explica la decisión de fundar un nuevo sello: “En esta época de restricción del mercado del libro, en nuestro país florecen diversas editoriales pequeñas que presentan un objetivo definido: publicar ensayos del territorio de las humanidades ­−psicoanálisis, filosofía, crítica y retórica−  cuyo rigor y exigencia se dirige a un público sin duda reducido, pero fiel y cómplice en el amor al saber, y hacerlo con el mayor cuidado posible, sin otro objetivo comercial que recuperar los costos”. El nombre elegido es una alusión irónica a la “nube de la melancolía”, tema sobre el que Ritvo escribió en su libro Decadentismo y melancolía. El humor melancólico es el de las mezclas inesperadas. “El ensayo, con sus rasgos dominantes, que lo ligan esencialmente a la coyuntura de la enunciación, es el lugar argentino verdaderamente original en ciencias humanas –dice Ritvo−. Es allí donde no  somos meramente receptivos de Europa, especialmente de Francia. Allí también se accede al dominio de la literatura, que hace rato ha despegado de la actitud colonial.”

“Fundé la colección Paradoxa para darle existencia material a una serie de libros imaginarios que quería leer: todos los libros de la colección fueron compuestos (cuanto se trata de recopilaciones) o escritos (en el caso de los monográficos, como Roland Barthes y el Supremo Bien, un ensayo de David Fiel que aparecerá en octubre) a pedido. En algunos casos, como el de los libros de Monteleone y Avaro, se trata de los primeros libros de críticos-ensayistas con producción cuantiosa y con reconocimiento dentro del campo”, dice Alberto Giordano. Libros de Sandra Contreras y Miguel Dalmaroni aparecerán en la colección en marzo de 2017. “Quería que una de las marcas distintivas de la colección sea que en todos los casos la literatura aparece como una experiencia que interroga la cultura, su trama de estereotipos y relaciones de poder, desde una perspectiva singular”, agrega. En esa perspectiva prevalecen los afectos estéticos que se movilizan en la lectura, más que las creencias intelectuales o modas académicas.

El nombre de la colección está tomado de una revista que Ritvo y Giordano dirigieron entre 1986 y 1996 y de la que se publicaron 8 números (todos están colgados en Lector Común). En esa revista publicaron sus primeros ensayos varios críticos rosarinos que hoy tienen una producción interesante, como Sandra Contreras, Sergio Cueto, Adriana Astutti y Judith Podlubne, entre otros. En las páginas de Paradoxa se fortaleció el vínculo de los entonces jóvenes críticos rosarinos con dos figuras elegidas como paradigmáticas del ensayista y el crítico: César Aira y Jorge Panesi.

Hacia la felicidad del lector

“En muchos de los libros de crítica literaria que hoy se publican, por ceder a la presión de los intereses y las modas, la literatura aparece reducida a un documento de las tendencias o los conflictos culturales (políticas identitarias, políticas de la memoria, biopolítica, políticas de los usos de lo masivo), con pocas posibilidades de que también se aprecie su capacidad de imaginar dominios inciertos”, señala el autor de El pensamiento de la crítica, quien declara su predilección por las compilaciones de ensayos, “porque permiten una lectura salteada, o una lectura de corrido ligada al interés por apreciar insistencias y variaciones en el estilo crítico de un autor”.

La flamante autora de La enumeración, docente de la Universidad Nacional de Rosario, agrega: “Considerado en un sentido amplio, creo que el ensayo sobre literatura tiene un poder iluminador decisivo, pero eso no lo hace un género subsidiario. Alguien puede no haber leído Papá Goriot de Balzac, pero el análisis que hace Eric Auerbach del retrato de Mme. Vauquer es tan extraordinario que su valor se independiza del mismísimo Balzac. Hablo en términos de placer. No es el mismo, en términos de comprensión pero, sobre todo, en términos de intensidad, el placer que tiene un lector de los poemas de Rubén Darío, si leyó los escritos de Ángel Rama sobre Darío y el modernismo; o las novelas y relatos de Roberto Arlt, si leyó el ‘Arlt’ de César Aira; o la Divina Comedia, si leyó Los nueve ensayos dantescos de Borges; o la obra de Sarmiento si leyó el libro de Adolfo Prieto sobre Los viajeros ingleses. Todos estos grandes ensayistas, te devuelven a los genios, a Balzac, a Darío, a Arlt, a Dante, a Sarmiento, aún más inspirados”. Para Avaro, el ensayo literario potencia tanto el ejercicio como la experiencia de la lectura y también propicia la máxima felicidad a la que pueda aspirar un lector: “Que un libro lleve a otro, es decir que la lectura sea continua, eslabonada e interminable”.

 En Facebook: Nube Negra

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s